NBA: San Antonio avanza en los playoffs

 

El juego de equipo de los Spurs de San Antonio rayó la perfección en el segundo partido de la eliminatoria de cuartos de final de la Conferencia Oeste, que ganaron por paliza de 114-83 a los Jazz de Utah y los dejó con la ventaja de 2-0 al mejor de siete encuentros.

Los Spurs lograron por primera vez tener marca ganadora de 2-0 en una serie al mejor de siete en los cuartos de final y la segunda desde el 2008 cuando lo consiguieron ante los Suns de Phoenix, pero cuando se clasificaba al mejor de cinco partidos.

Nada menos que siete jugadores de los Spurs, incluidos los cinco titulares, concluyeron el partido con dobles dígitos y los reservas aportaron 43 puntos.

El base francés Tony Parker se encargó de dirigir y liderar el ataque de los Spurs al conseguir 18 puntos y nueve asistencias que ayudaron al equipo de San Antonio a conseguir el duodécimo triunfo consecutivo, incluyendo los últimos diez de la temporada regular.

Además, los Spurs dejaron a los Jazz con la segunda peor derrota en la historia del equipo en la competición de la fase final.

Junto a Parker, el alero novato Kwahi Leonard, el nuevo talento desarrollado por el entrenador de los Spurs, Gregg Popovich, aportó 17 puntos, el escolta Danny Green llegó a los 13 y el veterano pívot Tim Duncan consiguió un doble-doble de 12 tantos, 13 rebotes y un tapón.

El ala-pívot francés Boris Diaw, al que Popovich ha dejado como número cinco titular del equipo en los dos partidos de la eliminatoria, respondió al conseguir 11 puntos, seis rebotes, cuatro asistencias y una recuperación de balón.

Pero faltaba también la aportación de los reservas, que jugaron los siete y el escolta Gary Neal los encabezó en el apartado ofensivo al conseguir 11 puntos, mientras que el ala-pívot DeJuan Blair, que ha aceptado el banquillo con normalidad, logró 10 tantos, capturó siete rebotes y repartió dos asistencias.

El veterano escolta argentino Manu Ginóbili no necesitó hacer un esfuerzo extra ante el acierto de todos sus compañeros y el dominio que el equipo tuvo siempre en el marcador y jugó sólo 19 minutos.

Ginóbili aportó cuatro puntos al anotar 2 de 6 tiros de campo, falló los cuatro intentos de triple, no fue a la línea de personal, pero repartió tres asistencias, capturó dos rebotes, recuperó dos balones y puso un tapón.

Popovich, nombrado el martes como Entrenador del Año, trabajó con todo los jugadores después que el equipo logró una racha de 20-0 en el segundo periodo que dejaron fuera del partido a los Jazz, que no pudieron con Parker ni mucho menos sus hombres altos hicieron la diferencia en el juego bajo los aros.

El ala-pívot brasileño Tiago Splitter, que tiene molestias en la muñeca izquierda, no fue colocado en la lista de los 12 jugadores registrados para el partido y Popovich prefirió darle más tiempo para que se recupere y pueda estar en plenitud de cara a las próximas eliminatorias si superan los cuartos ante los Jazz. Popovich dijo que Splitter podría estar completamente recuperado para el tercer partido y sería más útil.

Los Spurs como equipo lograron un 57 (47-82) por ciento de acierto en los tiros de campo, el 46 (10-22) de triples y el 100 (10-10) de personal, comparados al 34 (31-90), 17 (1-6) y 87 (20-23), respectivamente, de los Jazz.

Pero además el equipo de San Antonio realizó una gran defensa y volvieron a dominar en el juego bajo los aros al conseguir 44 rebotes, incluidos 39 en la protección de su canasta, por 43 de los Jazz.

El pívot Al Jefferson y el ala-pívot Paul Millsap lograron solo 10 puntos cada uno para ser los dos únicos jugadores de los Jazz que tuvieron dobles dígitos.

La peor derrota que sufrieron los Jazz en la fase final antes de la que le propinaron los Spurs, fue en la temporada de 1998 durante las Finales de la NBA que disputaron contra los Bulls de Chicago y su súper estrella Michael Jordan.

El tercer partido de la eliminatoria se jugará el próximo sábado en el EnergySolutions Center, de Salt Lake City.

Loading...